Atención

Esta imágen puede herir
su sensibilidad

Ver foto

Compartir imagen

Agrandar imagen
La causa había iniciado por una supuesta maniobra para engañar al fisco y, de esa forma, evadir el pago de contribuciones de la seguridad social por más de 20 millones de pesos.

La Cámara Federal de Apelaciones de Paraná revocó el procesamiento del empresario Guillermo Derudder, propietario de Flecha Bus, en el marco de una causa por estafa a la AFIP. También fueron absueltos Dino Francisco Paccot y Mirta Susana Messina, que integran el holding que maneja casi la totalidad del transporte público de pasajeros en la provincia de Entre Ríos.
La causa
Los empresarios estaban procesados por el delito de simulación dolosa de pagos. En este sentido, se los acusaba de haber pergeñado una compleja maniobra contable para generar un saldo de libre disponibilidad, con el objetivo de no pagar al fisco con dinero real sino por compensación y evadir el pago de 20.402.395,38 pesos que adeudaba la firma al año 2014 por distintos períodos fiscales.

La empresa habría presentado a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) certificados de retenciones “falsos” que le permitían generar un saldo favorable de libre disponibilidad que utilizaron para simular el pago de la deuda por aportes previsionales de los trabajadores de la Empresa San José. Por esa maniobra podrían dictarles penas de dos a seis años de prisión.

Los abogados defensores argumentaron, en un primer momento, que los empresarios del transporte realizaron un acuerdo de pago para cancelar la deuda fiscal en sesenta cuotas, por lo tanto, “no hay razonabilidad en este delito si no hay un monto que el fisco no ha recibido”; de este modo, correspondería el sobreseimiento por aplicación de la ley de blanqueo, que prevé la extinción de la acción penal por el pago total y definitivo de la deuda.
Primera instancia
El juez Leandro Ríos consideró en primera instancia que el delito de simulación dolosa de pagos está excluido de la ley de blanqueo y que tampoco los empresarios cancelaron la deuda con el fisco, por lo tanto, rechazó el planteo de la defensa. Respecto al primer punto, el magistrado sostiene el mismo criterio en casos similares, y ha sido validado por la Cámara Federal de Casación Penal; respecto de la segunda cuestión, la misma AFIP ha dicho que la empresa no ha cancelado la deuda.

Además, cabe señalar que el juez Ríos advirtió que Derudder, Paccot y Messina tienen una causa penal en trámite por lavado de activos de origen delictivo, por lo cual tampoco podría decretarse la extinción de la acción penal, sino a lo sumo una suspensión condicional.
Sobreseimiento
Si bien la Cámara Federal de Apelaciones de Paraná no decretó explícitamente el sobreseimiento, solicitó al juez Ríos que indague si Derudder y sus subordinados habían cancelado la deuda y, si así ocurrió, debía exculparlos. Además, desde el Tribunal consideraron “desacertada” la decisión del juez y advirtieron en cambio que “resulta evidente la posibilidad de que en el caso (…) pueda declararse extinguida la acción penal”.
Fuente: Página Judicial

Enviá tu comentario