Atención

Esta imágen puede herir
su sensibilidad

Ver foto

Compartir imagen

Agrandar imagen
Pasaron tres audiencias dentro del período de conciliación obligatoria, dictada por la Secretaría de Trabajo de Entre Ríos. En ninguna se pudo avanzar en una solución: mientras el sindicato de Químicos y Petroquímicos de Zárate, que representa a los 21 trabajadores despedidos de la planta de Unilever ubicada en el Parque Industrial Gualeguaychú, continúa firme en el pedido de reincorporación; desde la empresa aducen “falta de competitividad” y argumentan la legalidad de los despidos. Este miércoles era el último día de la conciliación, pero desde la Delegación local de la Secretaría de Trabajo de la provincia se resolvió prolongar las negociaciones por cinco días más. Afuera del edificio de calle España 121, en tanto, los despedidos junto a sus familias y afiliados al Sindicato de Químicos y Petroquímicos de Zárate se manifestaron y pidieron la reincorporación.

Son 16 los empleados que buscan ser reincorporados, ya que cinco operarios ya acordaron con Unilever su desvinculación.

De no haber acuerdo entre las partes, la Delegación de Trabajo local dará por finalizada su intervención en el conflicto laboral. La situación dejaría a los 16 despedidos y al sindicato en condición de negociar la reincorporación sin la intermediación estatal.
Historial del conflicto
El 11 de junio, 21 trabajadores fueron despedidos de la fábrica. Uno de los delegados de la planta ubicada en el Parque Industrial, indicó que “21 compañeros fueron despedidos sin razón alguna, teniendo en cuenta de que la empresa es líder en el país e importa parte de su producción a países vecinos”.

Para reclamar por la incorporación de sus compañeros dictaron “el cese de actividades y el estado de asamblea permanente”.

En pocas horas, el sindicato de Químicos y Petroquímicos de Zárate decidió parar por completo la producción hasta que no se reintegren a los despedidos.

48 horas después intervino la Secretaría de Trabajo y dictó la conciliación obligatoria por el plazo de 15 días hábiles. Por esta definición fue que se normalizaron las actividades en la planta de Unilever en el Parque Industrial.

La firma debió reincorporar a los trabajadores y el reclamo se levantó. Hoy se cumplió el plazo de conciliación, en tres audiencias no se puedo avanzar en un acuerdo, y ahora fueron dictados cinco días más para acercar posiciones entre las partes.
Fuente: Diario El Día

Enviá tu comentario