Atención

Esta imágen puede herir
su sensibilidad

Ver foto

Compartir imagen

Agrandar imagen
El jefe de taller eléctrico de la municipalidad de Santa Elena, José Claudio Fernández, contó los momentos de tensión y angustia que vivieron, en el marco del rescate de una mujer que se arrojó al río.

Una mujer 54 años quiso quitarse la vida arrojándose al río en momentos en que iba caminando con su marido por la orilla del cauce de agua.

Empleados municipales de esa ciudad, que estaban por colocar nueva luminaria LED en el monumento histórico "El Guinche", escucharon los gritos desesperados desde el mirador del Balneario Municipal: "Ayuda por favor, ayuda una mujer se tiró al agua".

En medio de la confusión reinante y de los gritos desesperados de la gente que empezaba a agolparse en la zona, llegó una embarcación de la Prefectura Naval Argentina.

Claudio "Cope" Fernández, jefe del taller eléctrico municipal no dudó en arrojarse para ir a socorrerla. Lo siguió Cristian García, un vecino que estaba con su familia disfrutando de la Costanera. Ante lo que parecía una situación irreversible, la señora alcanzó a sacar el brazo y se ejecutó el rescate.

"Vivimos una situación difícil. Uno a veces en la ignorancia de querer hacer algo, termina a veces complicando las cosas", mencionó Fernández. "La gente de Prefectura llegó y se pudo actuar rápido, bien", destacó.

En tanto dijo: "El rescatista la observó a la mujer y me tomó como referente a mí, pero cuando yo llegué, la mujer se terminó de hundir.
Lamentablemente se hundió varias veces, pero cuando alcanzó a sacar la mano, en dos o tres brazadas, la pudo rescatar".

"Yo floté hasta que el rescatista pueda hacer su trabajo", manifestó.

Una estudiante de enfermería que estaba circunstancialmente en el lugar le brindó los primeros auxilios. Elonce.com.
Fuente: El Once

Enviá tu comentario