Atención

Esta imágen puede herir
su sensibilidad

Ver foto

Compartir imagen

Agrandar imagen
En medio del dolor por la muerte de su hermano Patricio a sus 47 años, Guillermo Tapari hizo la denuncia en la Comisaría Primera de Gualeguaychú, reveló el periodista Rodrigo Peruzzo, para diario El Día. Todo comenzó alrededor de las 16 del sábado 9 de mayo. “Mi hermano estaba medio descompuesto, con dolor toráxico y falta de aire. Yo le dije a mi papá que lo lleve al hospital, y entonces fue él con Patricio y Lorena, su esposa”, contó Guillermo.

El hombre de 52 años continuó: “Llamé a mi cuñada y me dijo que no tenía ninguna novedad, que lo único que sabía era que le pusieron suero porque estaba con presión alta. En ese momento, salió una enfermera y le dijo que tenía para rato, al menos para dos sueros más”.

“Entonces –prosiguió Guillermo– ella salió del hospital para ir a descansar. Justo venía entrando el hijo, y le preguntó:

-¿Mi papá?

-Está ahí adentro –respondió Lorena.

En ese momento, él levantó su mirada y vio que venía caminando su papá. Le dieron el alta, sin diagnóstico alguno”, aseguró su hermano mayor.

“Le hicieron un electro y dicen que no salió nada, pero el electro desapareció, no sé qué pasó”, contó angustiado. Y agregó: “para mí pensaron que tenía osteocondritis”.
Descompensación y muerte
“Le pregunté a mi hermano qué le dijeron en el hospital y me respondió que nada, que tome ibuprofeno y paracetamol para el dolor”, manifestó el denunciante, y agregó: “yo lo vi mal, se vomitó dos veces y se tocaba el pecho, y él me dijo que se sentía igual que cuando ingresó”.

“Patricio quedó con mamá y yo me fui a lo de mi suegra porque quedó la casa sola, pero cuando llegué me llamó ella y me dijo venite urgente que se descompuso. Fui enseguida y lo encontré todo orinado en la cama, para mí claramente era un infarto”, aseguró.

Salió con su hermano inconsciente rumbo al Centenario nuevamente, le pidió a unos policías que le abran paso y éstos lo hicieron hasta la rotonda del boulevard Pedro Jurado y Artigas, y luego lo dejaron solo, haciéndoles señas que tome la primera, y los oficiales yéndose por ésta última.

“Llegué al hospital. Me encontré con una chica y le dije que mi hermano se estaba muriendo, que traiga una camilla, pero vinieron tres personas con una silla de ruedas. Les dije que se iba a caer, y así pasó. Lo lograron subir nuevamente y lo entraron. A los cinco metros había una camilla vacía…”, aseguró Guillermo.

“Luego me sacaron con la fuerza pública, yo quería ver lo que hacían pero no me dejaron”, relató Tapari, y se quejó porque minutos después “fueron los guardias de seguridad quienes me informaron que mi hermano había muerto”.

“18:45 llegó a la casa después del alta, y 19:15 ya estaba de nuevo en el hospital desvanecido. Nadie dio la cara, no sé qué médico lo atendió, ni qué enfermera. No sé de qué falleció mi hermano”, relató. Luego, hizo una denuncia por mala praxis y abandono de persona en la Comisaría Primera.
La palabra del Hospital Centenario
A raíz de la denuncia, el diario El Día consultó al director del organismo de salud, pero no obtuvo respuesta. Aunque una integrante del directorio aseguró: “le remitimos a la Justicia toda la documentación que nos requirieron” y “por estar –el hecho– judicializado y por respeto a la familia no voy a emitir opinión”.
Presuntas irregularidades
Guillermo enumeró una serie de hechos extraños que observó en la investigación:

-“La ropa que tenía puesta Patricio no aparece por ningún lado, no está en el hospital, ni en la morgue ni en la comisaría”.

-“Me dijeron que no le iban a hacer autopsia por el tema del coronavirus, que le iban a hacer una inspección ocular profesionales de Paraná, pero al otro día a las cuatro de la tarde me entregaron el cuerpo y no le hicieron nada”.

-“En la morgue recibieron el cuerpo sin ningún papel que diagnostique de qué falleció, y nos lo entregaron sin ningún informe de nada".

-“El fiscal me dijo que mandaron a secuestrar la historia clínica, pero recién lo hicieron cuatro días después”.
La Causa
Fuentes cercanas a la investigación, aseguraron que se está en la etapa de obtención de pruebas. En este sentido, se afirmó que “se secuestró la historia clínica inmediatamente, una vez que se recibió la denuncia”.

Afirmaron que “al paciente le hicieron un electro y estudios de laboratorio, los que habrían salido bien”. Y explicaron que por los cuidados ante la pandemia del coronavirus se activaron protocolos de trabajo, y por resolución de la Procuración General y el Cuerpo Médico Forense del STJER “no se realiza la autopsia, salvo en casos de muerte violenta, sino que se lleva adelante una inspección externa del cuerpo por parte del médico forense, que fue lo que ocurrió. Además, este tomó muestras del occiso”.

“Todo el procedimiento fue explicado al denunciante, además se lo citó para el martes pasado a Fiscalía, pero por el momento no se ha presentado. Se realizarán varias medidas de prueba, y se citará a declarar a las personas que corresponda”, confirmó la fuente judicial sobre la causa en la que intervienen el fiscal Mauricio Guerrero y el Juez Ignacio Telenta.
Fuente: El Día - Rodrigo Peruzzo

Enviá tu comentario