Atención

Esta imágen puede herir
su sensibilidad

Ver foto

Compartir imagen

Agrandar imagen
“Cursus honorum”, según enseñan los libros de texto de historia antigua, era el nombre que recibía la carrera política o escalafón de responsabilidades públicas en la Antigua Roma. No es nuestra intención entrar en detalles en la materia, aunque no está demás señalar dos cosas a las que resulta útil poner de relieve. La primera, que si bien la estructura institucional romana fuera distinta en la época de la República y del Imperio, puede afirmarse que “los tres escalafones principales eran los de los cuestores, de los pretores y el de los cónsules”. A lo que es de interés, agregar una segunda, cual es el hecho que el noble romano que quisiera destacarse, debía empezar por el rango más bajo y cubrir todos los peldaños hasta llegar a cónsul, y por último a censor senador.

Algo que Napoleón vino a decir en otra forma, cuando señaló que todo soldado de su ejército “llevaba en su mochila el bastón de mariscal”.

Mientras tanto, en referencia a la reestructuración de la deuda pública en curso, hemos escuchado la declaración de Gustavo Bastián, Intendente Municipal de San José, señalando que “quienes estamos frente a los municipios y todos los ciudadanos, empresas, comerciantes, aquellos y aquellas que tienen una pyme, el laburante diario, todos lo sentimos, lo percibimos y sabemos que Argentina está en una situación de endeudamiento insostenible que se traduce al plato de comida, a la changa, la compra y el mercado interno”. Y que “ante este panorama, el hecho de esta semana (el del acuerdo alcanzado con acreedores), resulta esperanzador y lo vemos como una gran hazaña”.

Como se ve, no son las manifestaciones ni de un alcalde ni las de un “simple militante”, sino de alguien que “mira más alto”. Y nos hace recordar que nuestro actual gobernador en sus segundos pasos fue Intendente de Concordia, una situación similar a la de otros tantos que llegaron a ocupar altas funciones gubernamentales. Dado lo cual en nuestro caso sería algo positivo para todos, la presencia de una aspiración de ese tipo, dado que hace décadas, salvo excepciones muy contadas, en las que el Departamento Colón contara con vecinos a los que se haya visto ejercer, con verdadero peso político, funciones públicas relevantes.

Por eso, de llegar a ser acertada nuestra conjetura, lo único que restaría decir, a modo de un consejo que debe tenerse como más respetuoso que lo que es costumbre nuestra, dada la circunstancia que no ha sido solicitado, que, hasta el momento en el que llegue la oportunidad de dar un paso que lo conduzca más arriba, sin perjuicio de seguir lidiando con esa intención, tenga presente no olvidar que su ciudad le brinda, atento a sus funciones, un lugar ideal para que muestre sus quilates.
Fuente: El Entre Ríos

Enviá tu comentario