Atención

Esta imágen puede herir
su sensibilidad

Ver foto

Compartir imagen

Agrandar imagen
Mucho se habla por estos días del imponente, y encima creciente, peso electoral de la provincia de Buenos Aires en el escenario nacional. La mayor provincia argentina concentra hoy al 37% del electorado, postergando así de manera contundente al lote que le sigue, -Córdoba con 8.171%, Santa Fe 8.18% y la ciudad de Buenos Aires 7.65%- los que ni siquiera sumados logran darle alcance. Estos cuatro distritos, provincia de Buenos Aires incluida, suman más del 60% del electorado.

Por su parte, Entre Ríos cae dentro de un tercer lote junto con Mendoza, Tucumán y Salta. Mendoza alcanza el 4.22% del electorado, mientras Tucumán suma el 3.68% y Salta el 3,01%. Con 3.25% del padrón, Entre Ríos aparece en el séptimo lugar en el escalafón de peso electoral por distrito.

Respecto de Buenos Aires, hay todo tipo de especulación respecto de por cuanto podría perder Macri frente a la formula Fernández - Fernández, ya que resulta particularmente difícil entender cuanto puede ayudarlo la candidatura a gobernador de Maria Eugenia Vidal, por lejos la política con mejor imagen en todo el país. En cualquier caso, se estima que una repetición de los números de las PASO del 2015, cuando Scioli aventajó a Macri por poco más de 4 puntos em el distrito, sería una buena noticia para el candidato de Juntos por el Cambio.

"Con el 3.25% del padrón nacional, Entre Ríos ocupa el séptimo lugar en el ranking nacional de peso electoral por distrito"

Recuérdese que en la anterior elección, particularmente en la primera vuelta, Macri logró triunfar en todas las provincias del centro, incluyendo Mendoza, San Luis, Santa Fe Córdoba, Entre Ríos y también en la ciudad de Buenos Aires. Las diferencias que allí sacó, particularmente en Córdoba (53 a 19) y en Capital Federal, ayudaron a contrarrestar el déficit en provincia de Buenos Aires y también en las provincias del NOA, NEA y la Patagonia.

Hoy el panorama luce similar en la ciudad capital de la república, pero el margen de triunfo parece haberse acotado en Córdoba, donde se estima una ventaja de 50 a 30. En Santa Fe, donde se espera un voto importante por Lavagna, el triunfo de Macri se percibe como más estrecho, mientras en Mendoza y San Luis se ve un triunfo amarillo como muy probable.

En el caso de Entre Ríos, las encuestas conocidas hablan de una compulsa pareja, algunos incluso de un virtual empate. En el 2015 en las PASO Scioli obtuvo 35 puntos contra 29 de Macri, aunque entonces terciaba también la formula de Massa, la que logró un 13% de adhesión en esa instancia. Hoy Massa se ha sumado a Cristina Kirchner, reemplazado por el espacio de Lavagna y Urtubey del que se espera una performance más pálida que la que tuvo aquel en el 2015. En la primera vuelta, Macri le ganó a Scioli por unas pocas décimas, 37.76 a 37.64%. En la segunda vuelta, el triunfo fue mucho más claro, 54% a 46%.

"Entre Ríos es la única provincia que voto a ganador en las presidenciales desde 1983"

Más allá de que en las PASO de este domingo se espera un triunfo a nivel nacional de Cristina y Alberto Fernández, lo que suceda en Entre Ríos será seguido de cerca por la gran mayoría de los observadores políticos. Entre Ríos es la única provincia que votó a ganador en todas las elecciones presidenciales desde el retorno a la democracia en 1983. Lo que aquí suceda bien podría ser entonces un fiel indicador de lo que está por venir.

Un triunfo en Entre Ríos del kirchnerismo similar al de las PASO del 2015 – 6 puntos- daría a entender que revertir la tendencia no es imposible, pero cualquier número mayor sería una clara señal de que a Macri un triunfo se le hará bien cuesta arriba. Por otra parte, un estrecho triunfo de Fernández, con ambos candidatos superando el 40% en un escenario de alta polarización, tampoco seria una buena notica para el actual presidente.
Fuente: El Entre Ríos Edición Impresa

Enviá tu comentario