Atención

Esta imágen puede herir
su sensibilidad

Ver foto

Compartir imagen

Agrandar imagen
Ignoramos hasta qué punto es cierta la versión, pero se afirma que la misma comenzó desde el fin de semana a esta parte en los mentideros municipales colonenses, siempre burbujeantes y, precisamente por eso, sus noticias muchas veces resultan falsas. La misma indica que el actual intendente de la ciudad sería convocado por el gobernador Bordet para cubrir, a partir del próximo 10 de diciembre, la cartera de turismo en un renovado gabinete provincial.

Versión que, creando confusiones y desorientaciones mayores, vino a dejar a un costado otra, por la que se señalaba que este intendente se instalaría en Paraná con un equipo compuesto por la excandidata a intendente por el oficialismo local; por su actual secretaria todo terreno, y un exasesor que de nuevo sería convocado del otro lado de las aguas del Jordán, a donde había llegado luego de una discreta renuncia, tan así, que de ella nunca se desentrañaron sus causas.

Aparte de hacer alusión al exitoso último “finde” vivido por la ciudad, se hace mención a la vasta experiencia recogida por el supuesto futuro ministro por su paso por la función pública, prácticamente sin solución de continuidad, sobre todo el hecho que lo hizo en distintos cargos, en las últimas décadas. A ello se agrega el hecho de lo que se señala como la capacidad demostrada al momento de instalar a Colón como centro turístico, sobre todo en la gran área metropolitana. Y se apunta que, en ese sentido, no se considera un demérito la falta de interés que el mismo tendría para atender al día a día de la gestión, dado que -según se indica- su vocación verdadera está para cosas más grandes.

A la vez, de hacerse realidad lo referido, sería esta la segunda vez que un intendente local fuera convocado para este cargo, ya que ese fue el caso de otro alcalde anterior, que hizo el sacrificio de desprenderse de su banca de diputado provincial para la que había resultado electo, al ser convocado por el gobernador de ese entonces con igual destino. De ser las cosas de ese modo tendría la ciudad, e inclusive el departamento todo, contar con una “vía de llegada” a lo más alto del poder provincial de la que ahora carece, explicable según diversas fuentes por la “falta de peso específico propio” de nuestros legisladores, circunstancia que vendría a explicar la escasa atención que desde Paraná se nos presta.

No es el caso de efectuar comparaciones, pero dejando de lado por razones obvias el caso especialísimo de Concordia, se señala que bastaría dirigir la atención a Concepción del Uruguay o a San Salvador para dejar claro el contraste.
Fuente: El Entre Ríos (edición impresa)

Enviá tu comentario