Con un dólar tranquilo, las personas comenzaron a tomar decisiones y aparecen propiedades y negocios, en un mercado que todavía tiene precios deprimidos en toda la región. Hugo Pedriel, Re/Max Litoral.

Mirá también

Enviá tu comentario