Atención

Esta imágen puede herir
su sensibilidad

Ver foto

Compartir imagen

Agrandar imagen
La decisión abarca una de las avenidas de ingreso a Concordia con más tránsito, en donde hubo que lamentar resonados casos de personas fallecidas por accidentes. Era un reclamo recurrente de los vecinos del lugar.

Se trata de Avenida Monseñor Rosch, camino que ya contaba con reductores de velocidad, pero que por su desgaste ya no cumplían su función. Principalmente, se repusieron los que están ubicados a la altura de Hostería San Gabriel, en calle Las Palmeras y sobre el Valle del Ayuí.

Los trabajos los realiza una empresa privada – de acuerdo a lo contaron los operarios – para el municipio de Concordia, una vez visto el desgaste que tenían los reductores anteriores.

Teniendo en cuenta la presencia de los operarios, se pide precaución al circular por la zona.
Fuente: Diario Río Uruguay

Enviá tu comentario