Atención

Esta imágen puede herir
su sensibilidad

Ver foto

Compartir imagen

Agrandar imagen
Catedral San Antonio de Padua de la Concordia
Catedral San Antonio de Padua de la Concordia
Catedral San Antonio de Padua de la Concordia
*Por Adriana Casco

Contradictoria, portadora de un nombre que significa acuerdo, pacto, convenio, arreglo, fundada a orillas del río de los pájaros, entre idas y venidas. Dueña de un escenario natural paradisíaco, de una tierra fértil como pocas, portadora de una riqueza sin igual, pero a la vez atrapada en la red de la escasez. En constante movimiento, audaz, intrépida a pesar de los embates permanentes que no la dejan en paz… contradictoria… “San Antonio de Padua de la Concordia”, el nombre que lleva nuestra ciudad situada a la vera del río Uruguay.



Fue motivo de disputa hasta la fecha de su nacimiento, y algunos incluso llegan a poner en duda quién fue su fundador. Como sea, se sabe que el 29 de noviembre de 1831 es la fecha estampada en el decreto de la Asamblea General reunida en Paraná, que dispuso la fundación. Pero algunos historiadores siguen reivindicando como fecha de fundación el 6 de febrero de 1832, día en que está fechado un duplicado del decreto.



De lo que no hay dudas es que, desde sus inicios, San Antonio de Padua fue objeto de un preferente culto por parte de la población desde que los jesuitas habitaban estas tierras y cuenta con la protección, el cuidado, el amparo, el patrocinio del santo bueno, culto, popular, admirado y apreciado por todos. Llevan su nombre algunos comercios, un colegio, el evento que reconoce el esfuerzo, talento y mérito deportivo: “Los premios San Antonio de Padua”. Lo evocan las jovencitas en busca de un buen novio, quienes pierden algún objeto y los que piden intercesión ante Dios para encontrar respuestas y soluciones a problemas difíciles de resolver.



Frente a la plaza principal, se erige la Catedral homónima, el templo que convoca, que invita y resguarda a su gente, especialmente cada 13 de junio, fecha en que se recuerda su fallecimiento. El registro más remoto que hace referencia a su festividad en nuestra comunidad es del 12 de junio de 1837, cuando el templo era apenas un rancho de adobe.



Cada 13 de junio, jornada no laborable en nuestra ciudad, se recuerda al franciscano que supo predicar el mensaje evangélico hasta a los peces, el que carga con ternura en sus brazos al Divino Niño, el que aparece en las estampitas que tiene la abuela en algún lugar destacado de la casa, el santo milagroso. En su honor, se realizan una serie de actividades parroquiales. Este año, son las siguientes:



* 09:00 Procesión desde Parroquia Ntra. Sra. de Pompeya.

*10:00 Santa Misa presidida por Mons. Gustavo G. Zurbriggen.

*11:00 Actuación de la banda del Regimiento 6 de Caballería y del Ballet Alas de mi Patria en la Plazoleta Manuel Belgrano frente a la Catedral.

Misas adicionales: ?07:00 - 19:00

*Estudiante de segundo año de Tecnicatura en Comunicación Social.
Fuente: El Entre Ríos

Enviá tu comentario