Atención

Esta imágen puede herir
su sensibilidad

Ver foto

Compartir imagen

Agrandar imagen
El doctor Mauro Dodorico es el jefe de la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) del hospital “Delicia Concepción Masvernat”. “Lo que se vio y se nota por los números de contagios es que las medidas que se habían tomado para las fiestas y los cuidados que tenía que tener la gente no fueron tales”, afirmó y dijo que “hubo muchos descuidos, mucha aglomeración y eso aumentó de forma muy significativa el número de casos”. Consideró, en consecuencia, que “llegamos a una situación difícil para poder darle atención médica a todo ese número nuevo de infectados, en todos los niveles”, haciendo referencia a “los pacientes leves, los de seguimiento telefónico, a los que se atienden por PAMI y a los que se internan”.

Según sus palabras, estas condiciones fueron las que llevaron “a que se tenga que tomar nuevas medidas” y lo explicó del siguiente modo: “se le dio la opción a la gente de que se comprometa con el auto cuidado, pero estuvimos bastante lejos de eso y fue necesario nuevamente poner medidas restrictivas de circulación y de actividades para darle atención y soporte a las personas que se vayan contagiando desde salud”. Las palabras del profesional llegan luego de que, desde el domingo, el municipio comenzara a difundir la preocupación del intendente y los integrantes del Comité de Emergencia Sanitaria (COES) por el sostenido registro de casos positivos de COVID-19. En rigor, como informara días atrás El Entre Ríos tales números se observaron incluso antes de fiestas de fin de año.

Lo inédito para el Departamento Concordia sí sucedió en estos días, más precisamente el miércoles cuando el “Masvernat” reportó que había 1042 casos activos (un salto cualitativo respecto al reporte del día anterior, cuando el total era de 865). Al respecto, el profesional dijo que este número “seguramente va a seguir creciendo” y lo justificó en que “seguimos con casi 200 casos positivos por día”. Precisó, por otro lado, que “hay muchos jóvenes en los registros y el principal problema de salud es que esos jóvenes muchas veces tienen pocos síntomas o incluso muchas veces no tienen síntomas, pero siguen siendo nexos de infección para familiares, para sus propios padres, vecinos, abuelos, lo que termina complicando la situación de las personas mayores”.
Fuente: Diario Río Uruguay.

Enviá tu comentario