Atención

Esta im√°gen puede herir
su sensibilidad

Ver foto

Compartir imagen

Agrandar imagen
Siempre se crey√≥ que nadie era capaz de amedrentar a los docentes, cuando estaban en juego sus derechos laborales. A su vez, cab√≠a suponer que quien menos ser√≠a capaz de hacerlo ser√≠a el gobernador Bordet, a juzgar por el apoyo que recibi√≥ de los ciudadanos de nuestra provincia -entre los que casi con seguridad hay un gran n√ļmero de maestros- en las elecciones primarias del pasado domingo.

Sin embargo una seccional departamental de AGMER -la de Concepción del Uruguay, aunque es de suponer que reacción similar se ha producido en las demás seccionales de la provincia- ha hecho conocer sus reparos al nuevo sistema de control de licencias docentes a AGMER, el que recién comenzó a aplicarse y ya piden suspenderlo.

Mientras tanto ‚Äďy es lo que sigue una digresi√≥n- no se ha visto que existiera reclamo alguno respecto a la falta de previsi√≥n de las autoridades educativas, las que no tomaron en su momento las medidas adecuadas con el objeto que en la ma√Īana de ayer lunes se dictaran clases en los establecimientos educativos que fueron habilitados el domingo, para que en ellos se pudiera llevar a cabo el indicado acto eleccionario.

En la declaraci√≥n aludida, en la que se plasma el reclamo, se puede tener noticia adem√°s de una serie de casos concretos que sirven para ilustrarlo. Es as√≠ como se se√Īala que ‚Äútanto el gobernador Bordet como la presidenta del CGE, Marta Irazabal de Land√≥, han puesto este nuevo mecanismo de amedrentamiento, persecuci√≥n y de sanci√≥n a todos los compa√Īeros que se encuentran enfermos o que tienen que cuidar un familiar que se encuentra en esta situaci√≥n, en una pol√≠tica claramente anti obrera, y que nos retrotrae a la peor √©poca del neoliberalismo‚ÄĚ.

Es aqu√≠ donde interrumpimos la transcripci√≥n para destacar que se lo est√° se√Īalando a nuestro gobernador como simpatizante del neoliberalismo, utilizada la palabra como un clich√© que, al parecer, huele a azufre.

Siguiendo con la transcripci√≥n de la declaraci√≥n, nos encontramos que en ella se afirma que nuestro gobernador y sus supuestos ‚Äúsecuaces‚ÄĚ ‚Äďporque a tenor del contenido de su texto no cabr√≠a calificarlos de otra manera-, ‚Äúest√°n tratando de implementar un mecanismo que en estas dos semanas ha tra√≠do graves inconvenientes a los compa√Īeros docentes, que se encuentran en situaciones delicadas de salud de ellos, o de sus familiares.‚ÄĚ

Se pasa a rengl√≥n seguido a ilustrar como dec√≠amos, con ejemplos concretos la existencia de ese ensa√Īamiento al se√Īalarse que ‚Äúen estos d√≠as, los docentes del departamento Uruguay han padecido todo tipo de injusticias y arbitrariedades que los han perjudicado enormemente y que nadie les da ninguna respuesta.

"Desde Seccional Uruguay advertimos a las autoridades de las irregularidades y el perjuicio que se est√° haciendo con los docentes, y donde no se est√° llevando adelante ninguna pol√≠tica de salud laboral. Todo lo contrario. En nuestro departamento tenemos compa√Īeros que hace tres d√≠as que van al m√©dico auditor y no le validan un certificado para cuidar a su hijo que se encuentra enfermo, no se est√° validando el cuidado de su marido a otra compa√Īera, y as√≠ se puede seguir con los ejemplos‚ÄĚ. A lo que se agrega que ‚Äútambi√©n tenemos casos de compa√Īeros que le aceptan la licencia en un departamento de la provincia, pero en otro no, lo que deja ver a las claras el nivel de improvisaci√≥n de este sistema‚ÄĚ.

Agregando, ‚Äúlos auditores van 1 hora por d√≠a nada m√°s a atender a DDE y a supervisi√≥n de Basavilbaso, lo cual es irrisorio y vergonzoso.‚ÄĚ

No podemos a esta altura dejar de hacer otra digresi√≥n por el uso inadecuado de la palabra ‚Äúirrisorio‚ÄĚ para referirse a esa situaci√≥n, dado el hecho que a estar al contenido del texto que se viene transcribiendo lo que acontece no es insignificante ni rid√≠culo, y mucho menos con aptitud para provocar risa, tal cual es el significado de aqu√©lla palabra.

De cualquier manera, no puede dejarse de admitir como sensato, aunque incompleto, que se aclare que ‚Äúdesde nuestra organizaci√≥n sindical acordamos en que es necesario avanzar con la prevenci√≥n del cuidado de la salud de los trabajadores, que son quienes diariamente transitan por el sistema educativo; pero el decreto y la resoluci√≥n avanzan, no solo sobre el Control sin arbitrar ning√ļn medio para la prevenci√≥n, sino que adem√°s se interpone con un car√°cter sancionatorio y persecutorio para los docentes.‚ÄĚ

Es que de esa manera, se entra en lo que es el meollo del problema. Ya que es una situaci√≥n harto conocida aunque de contenido impreciso -se sabe, pero no se sabe; y cuando se sabe se ignora cu√°nto hay de verdad y cuanto de exageraci√≥n- la referida a la existencia de docentes que se informan como enfermos sin estarlo, y que validan esa informaci√≥n con certificados m√©dicos conseguidos como un favor, o a cambio de una orden emitida por una obra social. Una situaci√≥n que, seg√ļn nos refieren, hace que sea frecuente que al frente del aula los educandos se encuentren con la presencia no ya del titular, sino con la de un suplente; cuando no, seg√ļn se nos ha asegurado, aunque nos resistimos a creerlo, con el suplente del suplente. Todo ello, dejando de lado el costo econ√≥mico que tiene ese ‚Äúlicencieo‚ÄĚ, en desmedro de la calidad del proceso educativo, si se tiene en cuenta la manera en que redunda esa situaci√≥n en el alumnado.

De all√≠ que no suena a irrazonable ‚Äďaunque claro est√° no debe verse en ello un intento deliberado de amedrentamiento- que haya existido en el sistema que nos ocupe errores de implementaci√≥n, ya que todos sabemos hasta qu√© punto es la burocracia como ‚Äúmandada a hacer‚ÄĚ para convertirlo todo en m√°s arrevesado, complic√°ndolo con muestras de imaginaci√≥n realmente envidiable.

De donde de lo que se trata es de buscar la manera que, dejando atr√°s ‚Äúcruces y chisporroteos‚ÄĚ, se establezca un r√©gimen fiable y lo menos inc√≥modo posible en la materia, con el que estamos seguros seguir√° habiendo descontentos.

Envi√° tu comentario