Atención

Esta im√°gen puede herir
su sensibilidad

Ver foto

Compartir imagen

Agrandar imagen
En sentido estricto, y de acuerdo a lo que puede leerse en textos de la especialidad, el tefl√≥n es la marca registrada de un pol√≠mero similar al polietileno, en el que los √°tomos de hidr√≥geno han sido sustituidos por √°tomos de fl√ļor. A lo que debe agregarse que su propiedad principal es que trata de un material pr√°cticamente inerte, algo que se explica por la protecci√≥n de los √°tomos de fl√ļor sobre la cadena carbonada que son sus principales componentes.

En sentido figurado, se habla de ‚Äúhombres de tefl√≥n u hombres tefl√≥n a secas‚ÄĚ, queriendo con ello aludir a una condici√≥n especial, e inclusive al menos en apariencia envidiable, que se traducen en el hecho que no se ‚Äúqueman nunca‚ÄĚ, entendi√©ndose con ello que hagan lo que hagan es lo m√°s frecuente que salgan airosos, es decir bien parados de las situaciones m√°s reprobables.

Cabe al menos preguntarse si nuestro ‚ÄúChe Guevara‚ÄĚ no puede incluirse en esta categor√≠a, de ser cierta la leyenda, -que en ese caso dejar√≠a de serlo para convertirse en historia- que en su etapa de guerrillero africano, se entreten√≠a en ‚Äúcazar‚ÄĚ soldados africanos, que se mov√≠an en la lejan√≠a, m√°s all√° de un r√≠o ancho y caudaloso, utilizando en sofisticado rifle con mira telesc√≥pica que le permit√≠a ‚Äúbajarlos‚ÄĚ haci√©ndoles morder el polvo, como si fueran esos mu√Īequitos a los que se les tiraba mientras se los ve√≠a avanzar en hilera en los parques de diversiones de otras √©pocas y latitudes.

Es que por lo rom√°ntico de la vida aventurera que viviera, y por el hecho de ser brutalmente asesinado por militares bolivianos su imagen perdura, por m√°s que se la haya banalizado al verla estampada en el dorso de remeras que se pueden adquirir en cualquier feria.

Diego, el gran Diego, Maradona, del que se cuenta que hizo pecar a Dios, cuando supo apropiarse de Su mano, hasta cierto punto puede incluirse en esa categor√≠a, por m√°s que deba reconocerse que su revestimiento virtual de tefl√≥n se encuentra en la actualidad muy deteriorado, como consecuencia de tr√°gicas torpeza irremediables y por el hecho de haberse convertido el mismo en cierta forma en una ‚Äúmarca‚ÄĚ.

Carlos Sa√ļl Menem no es comparable ni al Che ni a Maradona, pero de cualquier manera puede inclu√≠rselo en la categor√≠a de los hombres de tefl√≥n.

Para probar lo cual cabe decir que basta y sobra ‚Äďdejando de lado un sinn√ļmero de situaciones merecedoras de otras historias- el hecho que la justicia de una manera incomprensible haya permitido volver a presentarse como candidato a senador nacional, a pesar de estar condenado a cumplir prisi√≥n por cuatro a√Īos y medio, ya que mantuvo sus fueros senatoriales sin soluci√≥n de continuidad al pasar de ser senador de mandato cumplido a senador de mandato por cumplir.

A lo que se agrega todav√≠a una enormidad mayor sin consecuencias, cual es haber sido absuelto en una causa que llevaba en tr√°mite m√°s de veinte a√Īos, con sentencia condenatoria recurrida y vuelta a recurrir, originada por el contrabando de armas que, destinadas aparentemente a Croacia terminaron en territorio ecuatoriano en ocasi√≥n de un conflicto armado entre Per√ļ y Ecuador.

Algo que a pesar de ello no es lo m√°s grave, ya que seg√ļn parece -lo decimos as√≠ porque el juicio al que dio origen esa situaci√≥n no est√° concluido- se hizo explotar la planta de Fabricaciones Militares de R√≠o Tercero, llenar de escombros a esa ciudad y que todo ello terminara cobrando vidas, acto de sabotaje que se llev√≥ a cabo con el prop√≥sito de hacer desaparecer las pruebas del otro delito cometido.

Todo es lamentable. El delito que se tram√≥ dentro de la Casa Rosada. El contrabando, con el que se ven√≠a a perjudicar a Per√ļ, nuestro consecuente aliado de todas las √©pocas. Y la diab√≥lica intentona de tapar la trapisonda, como hacen los gatos con sus heces.

¡Y después pretendemos que se nos considere un país en serio!

Envi√° tu comentario