Atención

Esta imágen puede herir
su sensibilidad

Ver foto

Compartir imagen

Agrandar imagen
Rubén Comán/EER.
Rubén Comán/EER.
Rubén Comán/EER.
En el que bien pudo haber significado un partido clave para la definición del campeonato, Achirense obtuvo un valioso triunfo en el Barrio Norte de Colón al derrotar por 3-1 a Sauce. Con este resultado ambos equipos quedaron igualados en la tabla con 29 puntos y se vieron superados por Atlético Villa Elisa que alcanzó los 31 y por primera vez se subió a la cima.

En la previa se palpitaba una especie de final y definitivamente el encuentro tuvo ese cariz porque los dos equipos, pero fundamentalmente Achirense, tenían en claro que el empate no sería una buena cosecha en el caso que ganara CAVE.

En los primeros minutos se vio mejor a Sauce que copó el mediocampo y obligó a su rival a dividir la pelota con envíos largos hacia los atacantes, ya que Cartosio fue bien custodiado y Delfino no pudo darle el primer paso limpio que venía ofreciendo Johan Laureiro (sancionado). Con la movilidad de Pablo González armando juego y un buen pasaje de Brian González (reemplazó en ese puesto al expulsado Moix) trepando por izquierda, el local generó las primeras ocasiones pero sin llegar a poner un jugador cara a cara con Marcos Luna. La única ocasión del primer cuarto de hora fue un centro cruzado de Brian González que Gino Giglio, apareciendo por sorpresa, cabeceó desviado.

Después de los primeros pasajes del juego, Achirense emparejó las acciones a partir de una mayor movilidad de Cartosio, Rodríguez y Soto, quienes fueron trocando posiciones buscando zafar de la asfixiante marca stopper dispuesta por el local. Así comenzaron a surgir los espacios con pelotas y llegaron las primeras situaciones generadas por un zurdazo alto de Iturbe (otro de buen despliegue) y un cabezazo desviado de Julio Rodríguez. Éste último tuvo la ocasión más clara sobre los 30’, pero tras dejar en el camino a Salguero y con el arco a su merced estrelló su remate en un poste.

El tramo final del primer tiempo fue más parejo y, cuando todo indicaba que se irían al descanso sin ofrecer novedades, a los 44’ Matías Barrios se elevó más que todos tras un córner de “Nino” Giglio y puso en ventaja a Sauce con un perfecto testazo. Hasta allí el equipo dirigido por Luis Vallejos lograba un resultado que lo mantenía (y con mayor ventaja porque empataba CAVE) en la vanguardia y dejaba fuera de carrera (a 6 puntos) al equipo de Las Achiras.

Con los protagonistas nuevamente en el césped, el inicio del segundo tiempo dejó en claro que se venían 45’ muy intensos porque de a poco Achirense fue tomando la iniciativa y Sauce, con los espacios que su rival le cedía, empezaba a lastimar con salidas rápidas. Los primeros intentos de la visita fueron remates de media distancia de Esquivo y Soto, que controló sin problemas Salguero.

Llegando al cuarto de hora ambos técnicos movieron piezas: Dodera mandó a Roque González (volvió de una lesión) por Esquivo para jugar como volante izquierdo y cambió de lado a Soto. En el local saltó al campo Claudio Benítez (había jugado el clásico en Reserva) para reemplazar a Rodríguez, de buen partido. Y apenas un puñado de minutos después llegó el empate de Achirense cuando a los 19’ Soto metió un pase en cortada para Cardozo, éste desbordó por derecha y, tras un despeje corto de Gino Giglio que quedó en el punto penal, Soto sacó un zurdazo esquinado para el 1-1.

A esa altura CAVE ya estaba ganando y eso significaba que el empate no era suficiente para ninguno. Eso llevó a que el trámite se abriera definitivamente por las ansias de ambos equipos de llevarse la victoria. Sauce tuvo una chance manifiesta cuando Claudio Benítez le bajó la pelota a “Nino” Giglio, pero éste remató imperfectamente desde el punto penal. Del otro lado Roque González comenzaba a gravitar por la banda izquierda y, tras un centro suyo, por poco Soto no metió el segundo de cabeza. Aunque en la acción siguiente, a los 38’, otro desborde del exDefensores terminó en una mano de Daniel Ortiz, que derivó en penal y expulsión al recibir su segunda amarilla. Marcos Luna tomó la ejecución y volvió a convertir ante su club de origen para el 1-2.

Con un hombre menos y el resultado adverso, Sauce intentó remontarlo en los minutos finales con más ímpetu que juego. Por momentos, “Kechu” Martínez y Pablo González se transformaron en dos delanteros más, aunque esto llevó a que el local quedara expuesto a los contragolpes de su rival, algo que sucedió a los 43’ cuando Cardozo centró para el “Indio” Cáceres, quien mostró su jerarquía dentro del área para en dos toques bajar el balón con zurda y sacar un inatajable latigazo con derecha para el 1-3.

Ese gol le puso sentencia a un partido que parecía dirigirse hacia el empate pero terminó siendo favorable a Achirense. Premio al orden y a la contundencia de un equipo que tuvo varios puntos altos y que encontró respuestas en el banco de suplentes. Para Sauce el sinsabor de haber perdido la punta y el invicto de la manera menos deseada: de local (cayó luego de 9 victorias al hilo) y ante un rival directo.
Fuente: El Entre Ríos (edición impresa)

Enviá tu comentario