Atención

Esta im√°gen puede herir
su sensibilidad

Ver foto

Compartir imagen

Agrandar imagen
‚ÄúEs imposible que al escribir, relatar o simplemente deber informar, la garganta no se quiebre y los ojos no se llenen de l√°grimas. La muerte, la sa√Īa, la maldad, el descarte de dos personas cual basura acumulada de una casa... duelen much√≠simo y la sociedad sanducera y de todo el pa√≠s lo sufre‚ÄĚ. Tal el primer p√°rrafo con el que el diario El Tel√©grafo de Paysand√ļ decidi√≥ contar la tragedia que por estas horas enluta a la ciudad vecina a Col√≥n.

La confirmaci√≥n del hallazgo de los cuerpos sin vida de Giuliana Lara, de 27 a√Īos, y su hijo Mateo Mi√Īos, de 8, en los montes de la playa Mayea (cerca de la costa del r√≠o Uruguay, en la zona sur de la ciudad), cambi√≥ el √°nimo de todos, m√°s a√ļn al conocerse detalles de c√≥mo ocurri√≥ el fatal desenlace.

Ayer, mientras la Policía resguardaba la zona para permitir el trabajo de la Científica, forense y de la fiscal de Cuarto Turno, Cecilia Irigoyen, un grupo de familiares, vecinos y allegados rogaban que se tratara de cualquier otra cosa, menos de ellos. Sin embargo, la triste noticia llegó.

Desde primera hora de la ma√Īana, a pedido de Fiscal√≠a, la Justicia hab√≠a dado la autorizaci√≥n para la detenci√≥n de un hermano de Giuliana, sobre quien comenzaron a pesar varias pruebas, principalmente al ser posible trazar sus movimientos mediante seguimiento de diferentes c√°maras de videovigilancia del Ministerio del Interior, en tanto ya se encontraba en la mira al ser visto circulando a bordo de la moto de Giuliana a la que, adem√°s de sacarle la matr√≠cula, hab√≠a dejado abandonada en la terminal de √≥mnibus de Salto, tal vez a modo de distraer a los investigadores.

Sumado a ello, la Polic√≠a obtuvo el testimonio de un ladrillero que fue de vital importancia. Seg√ļn informaci√≥n obtenida por el diario El Tel√©grafo, el hombre reconoci√≥ al hermano de Lara por diferentes publicaciones en redes sociales y at√≥ cabos de que algo turbio pod√≠a haber detr√°s de todo, ya que d√≠as atr√°s lo hab√≠a cruzado en dos ocasiones llevando unos bultos en bolsas. Incluso, seg√ļn detalles extraoficiales, habr√≠a llegado a preguntarle qu√© andaba haciendo y J.L., de 29 a√Īos --poseedor de antecedentes por cohecho cuando era marinero en la Prefectura de Puerto de Paysand√ļ-- habr√≠a dicho que ‚Äúvino a enterrar un perro grande que se me muri√≥‚ÄĚ. Este se sum√≥ a otros testimonios.

Por lo tanto, contando con vastos elementos, la b√ļsqueda ‚Äďque el mi√©rcoles hab√≠a sido en el entorno al puente Independencia-- se centr√≥ cerca de la costa del r√≠o Uruguay, en la zona de la playa Mayea. Desde la ma√Īana se despleg√≥ a perros integrantes del plantel K9 de la Polic√≠a, los que junto a los uniformados a pie se adentraron a recorrer la espesa vegetaci√≥n, a la vez que contaban con el apoyo de un dron de la Polic√≠a para monitorear desde la altura y divisar posibles bultos sospechosos.

A m√°s de 100 metros de un camino angosto, donde la lluvia del jueves gener√≥ abundante barro, entre la maleza fueron encontrados dos bultos que conten√≠an dos cuerpos descuartizados que, de acuerdo a la primera inspecci√≥n de la Polic√≠a, junto a la fiscal del caso Cecilia Irigoyen y el jefe de Polic√≠a, Eduar Alvez de Almeida, fueron reconocidos como los de Giuliana Lara y su peque√Īo hijo Mateo Mi√Īos.
Fuente: El Telégrafo

Envi√° tu comentario